21. La tribu de Benjamín, en cambio, no pudo desposeer a los jebuseos que habitaban en Jerusalén. Por eso los jebuseos continúan habitando en Jerusalén con la tribu de Benjamín, hasta el día de hoy.





“O Anjo de Deus não nos abandona jamais.” São Padre Pio de Pietrelcina