5. y dijo a sus servidores: "Quédense aquí con el asno, mientras yo y el muchacho seguimos adelante. Daremos culto a Dios, y después volveremos a reunirnos con ustedes".





“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina