Löydetty 89 Tulokset: huesos

  • El vigor juvenil que llenaba sus huesos yace con él en el polvo. (Job 20, 11)

  • con sus caderas repletas de grasa y la médula de sus huesos bien jugosa. (Job 21, 24)

  • De noche, siento taladrar mis huesos, los que me roen no se dan descanso. (Job 30, 17)

  • Mi piel ennegrecida se me cae, mis huesos arden por la fiebre. (Job 30, 30)

  • También lo corrige en su lecho por el sufrimiento, cuando sus huesos tiemblan sin cesar: (Job 33, 19)

  • su carne desaparece de las miradas y se trasparentan sus huesos, que antes no se veían; (Job 33, 21)

  • Sus huesos son tubos de bronce: sus miembros, como barras de hierro. (Job 40, 18)

  • Ten piedad de mí, porque me faltan las fuerzas; sáname, porque mis huesos se estremecen. (Salmos 6, 3)

  • Soy como agua que se derrama y todos mis huesos están dislocados; mi corazón se ha vuelto como cera y se derrite en mi interior; (Salmos 22, 15)

  • Yo puedo contar todos mis huesos; ellos me miran con aire de triunfo, (Salmos 22, 18)

  • Mi vida se consume de tristeza, mis años, entre gemidos; mis fuerzas decaen por la aflicción y mis huesos están extenuados. (Salmos 31, 11)

  • Mientras me quedé callado, mis huesos se consumían entre continuos lamentos, (Salmos 32, 3)


“Aquele que procura a vaidade das roupas não conseguirá jamais se revestir com a vida de Jesus Cristo.” São Padre Pio de Pietrelcina