37. Cuando murió Samlá, lo sucedió Saúl, de Rejobot del Río.





“Uma só coisa é necessária: estar perto de Jesus”. São Padre Pio de Pietrelcina