3. Yavé es lento a la cólera pero tremendo en su poder y no deja pasar nada. Camina entre tempestades y huracanes, y las nubes son el polvo de sus pies.





“Deus nunca me recusou um pedido”. São Padre Pio de Pietrelcina