7. En sus días de miseria y destierro Jerusalén recuerda; cuando caía en manos del enemigo sin que ninguno la socorriera; sus enemigos la miraban y se burlaban de su ruina.




“Peçamos a São José o dom da perseverança até o final”. São Padre Pio de Pietrelcina