32. Le habló amigablemente y le concedió un trato superior al de los otros reyes que estaban con él en Babilonia.




“Reflita no que escreve, pois o Senhor vai lhe pedir contas disso.” São Padre Pio de Pietrelcina