22. Encima tenían un capitel de bronce de cinco codos de altura, rodeado totalmente por un trenzado con granadas, todo de bronce. Ambas columnas eran iguales.




“Sigamos o caminho que nos conduz a Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina