5. Son más numerosos que los pelos de mi cabeza los que me odian sin motivo, más fuertes que mis huesos los que me atacan sin razón. Lo que no he robado, ¿tendré que devolver?





“Somente por meio de Jesus podemos esperar a salvação.” São Padre Pio de Pietrelcina