8. El Señor lo hará todo por mí. Señor, tu amor es eterno, no abandones la obra de tus manos.





“Como é belo esperar!” São Padre Pio de Pietrelcina