12. A todos los que lo reciben, a los que creen en su nombre, les da el ser hijos de Dios;





“Não se fixe voluntariamente naquilo que o inimigo da alma lhe apresenta.” São Padre Pio de Pietrelcina