4. Después Jacob envió unos mensajeros a su hermano Esaú -que vivía en la región de Seír, en las estepas de Edóm-





“Vive-se de fé, não de sonhos.” São Padre Pio de Pietrelcina