16. Maldito aquel que desprecia a su padre o a su madre. Y responderá todo el pueblo: ¡Amén!




“Cuide de estar sempre em estado de graça.” São Padre Pio de Pietrelcina