16. pasarás a cuchillo a todos los habitantes de aquella ciudad. Echarás la maldición sobre la ciudad y todo lo que hay en ella; pasarás a cuchillo a todos los animales y,




“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina