21. Otros opinaban: «Estas palabras no son de un endemoniado. ¿Acaso un demonio puede abrir los ojos a los ciegos?».





“Seja perseverante nas orações e nas santas leituras.” São Padre Pio de Pietrelcina