15. no es mucho que sus servidores se disfracen también de servidores del bien. Pero su fin será el que se merecen sus obras.




“Deus não opera prodígios onde não há fé.” São Padre Pio de Pietrelcina