Encontrados 20 resultados para: centurión

  • Al entrar en Cafarnaúm, se le acercó un centurión y le rogó (Mateo 8, 5)

  • Replicó el centurión: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. (Mateo 8, 8)

  • Y dijo Jesús al centurión: «Anda; que te suceda como has creído.» Y en aquella hora sanó el criado. (Mateo 8, 13)

  • Por su parte, el centurión y los que con él estaban guardando a Jesús, al ver el terremoto y lo que pasaba, se llenaron de miedo y dijeron: «Verdaderamente éste era Hijo de Dios.» (Mateo 27, 54)

  • Al ver el centurión, que estaba frente a él, que había expirado de esa manera, dijo: «Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.» (Marcos 15, 39)

  • Se extraño Pilato de que ya estuviese muerto y, llamando al centurión, le preguntó si había muerto hacía tiempo. (Marcos 15, 44)

  • Informado por el centurión, concedió el cuerpo a José, (Marcos 15, 45)

  • Se encontraba mal y a punto de morir un siervo de un centurión, muy querido de éste. (Lucas 7, 2)

  • Iba Jesús con ellos y, estando ya no lejos de la casa, envió el centurión a unos amigos a decirle: «Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres bajo mi techo, (Lucas 7, 6)

  • Al ver el centurión lo sucedido, glorificaba a Dios diciendo: «Ciertamente este hombre era justo.» (Lucas 23, 47)

  • Había en Cesarea un hombre, llamado Cornelio, centurión de la cohorte Itálica, (Hechos 10, 1)

  • Ellos respondieron: «El centurión Cornelio, hombre justo y temeroso de Dios, reconocido como tal por el testimonio de toda la nación judía, ha recibido de un ángel santo el aviso de hacerte venir a su casa y de escuchar lo que tú digas.» (Hechos 10, 22)


“Deus não opera prodígios onde não há fé.” São Padre Pio de Pietrelcina