Encontrados 1516 resultados para: ŅHasta

  • Con el sudor de tu rostro comer√°s el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de √©l fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornar√°s.¬Ľ (G√©nesis 3, 19)

  • Y dijo Yahveh: ¬ęVoy a exterminar de sobre la haz del suelo al hombre que he creado, - desde el hombre hasta los ganados, las sierpes, y hasta las aves del cielo - porque me pesa harberlos hecho.¬Ľ (G√©nesis 6, 7)

  • Yahveh extermin√≥ todo ser que hab√≠a sobre la haz del suelo, desde el hombre hasta los ganados, hasta las sierpes y hasta las aves del cielo: todos fueron exterminados de la tierra, quedando s√≥lo No√© y los que con √©l estaban en el arca. (G√©nesis 7, 23)


  • Las aguas siguieron menguando paulatinamente hasta el mes d√©cimo, y el d√≠a primero del d√©cimo mes asomaron las cumbres de los montes. (G√©nesis 8, 5)

  • y solt√≥ al cuervo, el cual estuvo saliendo y retornando hasta que se secaron las aguas sobre la tierra. (G√©nesis 8, 7)

  • La frontera de los cananeos iba desde Sid√≥n, en direcci√≥n de Guerar, hasta Gaza; y en direcci√≥n de Sodoma, Gomorra, Adm√° y Seboyim, hasta Lesa. (G√©nesis 10, 19)

  • Hasta aqu√≠ los linajes de los hijos de No√©, seg√ļn su origen y sus naciones. Y a partir de ellos se dispersaron los pueblos por la tierra despu√©s del diluvio. (G√©nesis 10, 32)

  • y Abram atraves√≥ el pa√≠s hasta el lugar sagrado de Siquem, hasta la encina de Mor√©. Por entonces estaban los cananeos en el pa√≠s. (G√©nesis 12, 6)

  • Caminando de acampada en acampada se dirigi√≥ desde el N√©gueb hasta Betel, hasta el lugar donde estuvo su tienda entre Betel y Ay, (G√©nesis 13, 3)

  • Lot levant√≥ los ojos y vio toda la vega del Jord√°n, toda ella de regad√≠o - eran antes de destruir Yahveh a Sodoma y Gomorra - como el jard√≠n de Yahveh, como Egipto, hasta llegar a Soar. (G√©nesis 13, 10)

  • Abram se estableci√≥ en Cana√°n y Lot en las ciudades de la vega, donde plant√≥ sus tiendas hasta Sodoma. (G√©nesis 13, 12)

  • y a los joritas en las monta√Īas de Se√≠r hasta El Par√°n, que est√° frente al desierto. (G√©nesis 14, 6)

‚ÄúQue Maria seja toda a raz√£o da sua exist√™ncia e o guie ao porto seguro da eterna salva√ß√£o. Que Ela lhe sirva de doce modelo e inspira√ß√£o na virtude da santa humildade.‚ÄĚ S√£o Padre Pio de Pietrelcina