Encontrados 131 resultados para: malvados

  • odio la compañía de los malhechores y no me uno a los malvados. (Salmos 26, 5)

  • Cuando se alzaron contra mí los malvados para devorar mi carne, fueron ellos, mis adversarios y enemigos, los que tropezaron y cayeron. (Salmos 27, 2)

  • No me arrastres con los malvados ni con los que hacen el mal: con los que hablan de paz a su prójimo, mientras su corazón está lleno de maldad. (Salmos 28, 3)

  • Señor, que no me avergüence de haberte invocado. Que se avergüencen los malvados y bajen mudos al Abismo; (Salmos 31, 18)

  • Pero los malvados irán a la ruina, y los enemigos del Señor pasarán como la hermosura de los prados, se disiparán más pronto que el humo. (Salmos 37, 20)

  • ¿Nunca aprenderán los malvados, los que devoran a mi pueblo como si fuera pan, y no invocan al Señor? (Salmos 53, 5)

  • estoy turbado por los gritos del enemigo, por la opresión de los malvados: porque acumulan infamias contra mí y me hostigan con furor. (Salmos 55, 4)

  • Apártame de la conjuración de los malvados, de la agitación de los que hacen el mal. (Salmos 64, 3)

  • porque tuve envidia de los presuntuosos, al ver la prosperidad de los malvados. (Salmos 73, 3)

  • Así son esos malvados y, siempre tranquilos, acrecientan sus riquezas. (Salmos 73, 12)

  • Hay una copa en la mano del Señor, con un vino espumante, lleno de aromas: la ofrece, y la sorben hasta el final, la beben todos los malvados de la tierra. (Salmos 75, 9)

  • él quebrará el poder de los malvados y acrecentará el poder de los justos. (Salmos 75, 11)


“O Santo Rosário é a arma daqueles que querem vencer todas as batalhas.” São Padre Pio de Pietrelcina