Encontrados 15 resultados para: desciende

  • y lo mismo sucederá pasado mañana. Por eso, desciende bien abajo, al lugar donde estuviste escondido la otra vez, y quédate junto a aquel montón de piedras. (I Samuel 20, 19)

  • La gente de este pueblo desciende de los caldeos. (Judit 5, 6)

  • Es como el óleo perfumado sobre la cabeza, que desciende por la barba -la barba de Aarón- hasta el borde de sus vestiduras. (Salmos 133, 2)

  • Inclina tu cielo, Señor, y desciende; toca las montañas para que arrojen humo. (Salmos 144, 5)

  • ¡Ven conmigo del Líbano, novia mía, ven desde el Líbano! Desciende desde la cumbre del Amaná, desde las cimas del Sanir y del Hermón, desde la guarida de los leones, desde los montes de los leopardos. (Cantar 4, 8)

  • Como a ganado que desciende al valle, el espíritu del Señor les dio un descanso. ¡Así guiaste a tu Pueblo para hacerte un Nombre glorioso! (Isaías 63, 14)

  • Porque el Señor sale de su Lugar sagrado, desciende y camina sobre las alturas de la tierra. (Miqueas 1, 3)

  • Él respondió: «Señor, no tengo a nadie que me sumerja en la piscina cuando el agua comienza a agitarse; mientras yo voy, otro desciende antes». (Juan 5, 7)

  • porque el pan de Dios es el que desciende del cielo y da Vida al mundo». (Juan 6, 33)

  • Pero este es el pan que desciende del cielo, para que aquel que lo coma no muera. (Juan 6, 50)

  • A ellos pertenecen también los patriarcas, y de ellos desciende Cristo según su condición humana, el cual está por encima de todo, Dios bendito eternamente. Amén. (Romanos 9, 5)

  • Porque es sabido que nuestro Señor desciende de Judá, y de esa tribu nunca habló Moisés al referirse a los sacerdotes. (Hebreos 7, 14)


“E’ na dor que o amor se torna mais forte.” São Padre Pio de Pietrelcina