Encontrados 121 resultados para: Labios

  • Este rito será como un signo en tu mano y como un memorial ante tus ojos, para que la ley del Señor esté siempre en tus labios; porque el Señor te sacó de Egipto con mano poderosa. (Exodo 13, 9)

  • Sé un hombre de palabra, y cumple el voto que hagas espontáneamente al Señor, tu Dios, expresándolo con tus propios labios. (Deuteronomio 23, 24)

  • Ana oraba en silencio; sólo se movían sus labios, pero no se oía su voz. Elí pensó que estaba ebria, (I Samuel 1, 13)

  • Porque has temblado de rabia contra mí, y tu insolencia ha subido a mis oídos, pondré mi garfio en tus narices y mi bozal en tus labios, y te haré volver por el camino por donde habías venido. (II Reyes 19, 28)

  • Coloca en mis labios palabras armoniosas cuando me encuentre delante del león, y cámbiale el corazón para que deteste al que nos combate y acabe con él y con sus partidarios. (Ester 14, 13)

  • Pero él le respondió: "Hablas como una mujer insensata. Si aceptamos de Dios lo bueno, ¿no aceptaremos también lo malo?". En todo esto, Job no pecó con sus labios. (Job 2, 10)

  • Él llenará otra vez tu boca de risas y tus labios de aclamaciones jubilosas. (Job 8, 21)

  • En cambio, si Dios hablara y abriera sus labios contra ti; (Job 11, 5)

  • Tu misma boca te condena, no yo; tus propios labios atestiguan contra ti. (Job 15, 6)

  • Los reconfortaría con mi boca y mis labios no dejarían de moverse. (Job 16, 5)

  • Recibe la instrucción de sus labios y guarda sus palabras en tu corazón. (Job 22, 22)

  • No me aparté del mandamiento de sus labios, guardé en mi pecho las palabras de su boca. (Job 23, 12)


“Rezai e continuai a rezar para não ficardes entorpecidos”. São Padre Pio de Pietrelcina