7. Saúl le contestó: «Bien, vamos, pero ¿qué presente llevaremos a ese hombre de Dios? No nos queda pan y no tenemos ningún regalo para llevarle. ¿Qué le podemos dar?»




Visite nossa livraria



“Como é belo esperar!” São Padre Pio de Pietrelcina