1. Noemí tenía, por parte de su marido, un pariente muy rico llamado Booz, de la familia de Elimélec.

2. Un día Rut, la moabita, dijo a su suegra: "Déjame ir a espigar al campo del que me lo permita". Ella le respondió: "Anda, hija mía".

3. Rut salió para espigar en un campo detrás de los segadores, y quiso la providencia que fuese a dar a una parcela de Booz, de la familia de Elimélec.

4. Booz de Belén llegó y saludó a los segadores: "El Señor esté con vosotros". Ellos le respondieron: "El Señor te bendiga".

5. Booz preguntó luego al capataz: "¿De quién es esa joven?".

6. Él respondió: "Es la moabita que ha venido con Noemí del país de Moab.

7. Me ha pedido que la deje espigar detrás de los segadores, y desde que entró en el campo ha estado, desde esta mañana hasta ahora, sin descansar ni siquiera un instante".

8. Booz dijo a Rut: "Escucha, hija mía; no vayas a espigar a otro campo y no te alejes de aquí. Sigue los pasos de mis criados.

9. Fíjate en el campo donde siegan y ve detrás de ellos. Voy a dar órdenes a mis criados para que no te molesten. Y cuando tengas sed, te vas al hato y bebes de lo que beban ellos".

10. Rut se postró en tierra y dijo: "¿Por qué tienes esta consideración conmigo y te interesas por mí siendo yo extranjera?".

11. Booz le respondió: "Me han contado lo que has hecho por tu suegra después de la muerte de tu marido: que has dejado a tu padre, a tu madre, a tu patria, para venir a un pueblo desconocido para ti.

12. Que el Señor pague tu acción y que tu recompensa sea grande ante el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte".

13. Rut dijo: "Has sido muy amable conmigo, señor; me has consolado y me has hablado al corazón, aunque yo no soy ni siquiera como una de tus criadas".

14. A la hora de comer, Booz le dijo: "Ven aquí, come de nuestra comida y moja tu pan en la vinagreta". Ella se sentó junto a los segadores, y Booz le ofreció trigo tostado. Después de comer y quedar satisfecha, recogió lo sobrante y lo guardó,

15. y de nuevo se puso a espigar. Booz ordenó a sus criados: "Dejadla que espigue también entre las gavillas, y no la molestéis.

16. Dejad caer espigas de vuestros manojos para que las recoja, sin inquietarla".

17. Estuvo espigando hasta la tarde, luego apaleó lo recogido, y había como unos cuarenta y cinco kilos de cebada.

18. Lo cargó, fue a la ciudad y se lo enseñó a su suegra; sacó lo sobrante de la comida y se lo dio.

19. Noemí dijo: "¿Dónde has estado espigando? ¡Bendito el que te ha favorecido tanto!". Rut le dijo: "He estado trabajando en el campo de un hombre que se llama Booz".

20. Noemí exclamó: "Que el Señor te bendiga; el Señor que es ahora bueno con nosotros, como antes lo fue con los muertos. Ese hombre es pariente nuestro, uno de los que tienen derecho de levirato sobre nosotras".

21. Rut añadió: "Me ha dicho además: Sigue a mis segadores hasta que se termine la siega".

22. Noemí respondió a su nuera: "Es mejor, hija mía, que vayas con sus segadores, no sea que te molesten en otro campo".

23. Y Rut siguió a los segadores de Booz, espigando hasta la terminación de la siega de la cebada y del trigo y viviendo con su suegra.



Livros sugeridos


“Imitemos o coração de Jesus, especialmente na dor, e assim nos conformaremos cada vez mais e mais com este coração divino para que, um dia, lá em cima no Céu, também nós possamos glorificar o Pai celeste ao lado daquele que tanto sofreu”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.