1. El sumo sacerdote Eliasib y sus hermanos los sacerdotes se encargaron de construir la puerta de las Ovejas; la armaron y colocaron sus hojas. Reconstruyeron también el tramo hasta la torre de Jananel.

2. A su lado trabajaron los hombres de Jericó y, después de éstos, Zacur, hijo de Imrí.

3. De la puerta de los Peces se encargaron los hijos de Hasnaá; la armaron y colocaron sus hojas, cerraduras y barras.

4. A continuación de éstos trabajaron en la restauración Meremot, hijo de Urías, hijo de Hacós; después de éstos Mesulán, hijo de Berequías, hijo de Mesezabel, y a continuación Sadoc, hijo de Baaná.

5. Al lado de éstos trabajaron los habitantes de Técoa; pero sus nobles no quisieron colaborar con sus señores.

6. La puerta Vieja fue restaurada por Josadá, hijo de Paséaj, y Mesulán, hijo de Besodías; ellos armaron y colocaron sus hojas, cerraduras y barras.

7. A su lado trabajaron Melatías de Gabaón, Yadón de Meronot, con los hombres de Gabaón y de Mispá, a expensas del gobernador de Transeufratina.

8. A continuación trabajó Uziel, hijo de Jarjayas, del gremio de los orfebres, y después de él Jananías, del gremio de los perfumistas; ellos reconstruyeron Jerusalén hasta la muralla de la plaza.

9. A continuación trabajó Refayas, hijo de Jur, jefe de la mitad del distrito de Jerusalén;

10. a su lado Jedayas, hijo de Jarumaf, frente a su casa, y después Jatús, hijo de Jasabnías.

11. Malaquías, hijo de Jarín, y Jasub, hijo de Pajat Moab, repararon el tramo siguiente hasta la torre de los Hornos.

12. A continuación trabajó, acompañado de sus hijos, Salún, hijo de Halojés, gobernador de la otra mitad del distrito de Jerusalén.

13. Janún y los habitantes de Zanóaj restauraron la puerta del Valle; la construyeron y colocaron sus hojas, cerraduras y barras; repararon también quinientos metros de la muralla hasta la puerta del Muladar.

14. De la puerta del Muladar se encargó Malaquías, hijo de Recab, jefe del distrito de Bet Haqérem; él la construyó y colocó sus hojas, cerraduras y barras.

15. La puerta de la Fuente la restauró Salún, hijo de Col José, jefe del distrito de Mispá; la construyó, la techó y colocó sus hojas, cerraduras y barras; reparó también el muro de la alberca del rey, hasta la gradería que baja de la ciudad de David.

16. A continuación de él trabajó Nehemías, hijo de Azbuc, jefe de la mitad del distrito de Bet Sur, hasta enfrente de los sepulcros de David, hasta la alberca artificial y la casa de los héroes.

17. A continuación trabajaron los levitas: Rejún, hijo de Baní; con él Jasabías, jefe de la mitad del distrito de Queilá, por su distrito.

18. A continuación sus hermanos: Binuy, hijo de Jenadad, jefe de la otra mitad del distrito de Queilá;

19. después Ézer, hijo de Josué, jefe de Mispá, reparó otro tramo frente a la subida de la armería hasta el ángulo.

20. A continuación reparó otro tramo Baruc, hijo de Zabay, desde el ángulo hasta la puerta de la casa del sumo sacerdote Eliasib.

21. A continuación Meremot, hijo de Urías, hijo de Hacós, restauró otro tramo desde la puerta de la casa de Eliasib hasta el extremo de la misma.

22. A continuación trabajaron los sacerdotes que habitaban en la llanura.

23. A continuación Benjamín y Jasub, el trecho frente a su casa; a continuación Azarías, hijo de Maasías, hijo de Ananías, el tramo junto a su casa.

24. A continuación restauró otro trecho Binuy, hijo de Jenadad, desde la casa de Azarías hasta el ángulo.

25. Palal, hijo de Uzay, reparó el trecho enfrente del ángulo de la torre que sobresale del palacio real alto y da al patio de la cárcel; a continuación Pedayas, hijo de Parós.

26. Los sirvientes del templo, que habitaban en el Ofel, restauraron hasta la puerta del Agua, en dirección del levante y hasta la torre saliente.

27. A continuación restauraron otro trecho los de Técoa, frente a la gran torre saliente hasta la muralla de Ofel.

28. A partir de la puerta de los Caballos trabajaron los sacerdotes, cada uno frente a su propia casa.

29. A continuación trabajó Sadoc, hijo de Imer, frente a su casa; a continuación Semayas, hijo de Secanías, guardián de la puerta Oriental.

30. A continuación Jananías, hijo de Selemías, y Janún, sexto hijo de Salaf, repararon otro trecho. A continuación trabajó Mesulán, hijo de Baraquías, frente a su casa.

31. A continuación Malaquías, del gremio de los orfebres, restauró hasta la casa de los sirvientes del templo y de los comerciantes, frente a la puerta de la Vigilancia y hasta la cámara alta del ángulo.

32. Y entre la cámara alta del ángulo y la puerta de las Ovejas trabajaron los orfebres y los comerciantes.

33. Cuando Sambalat se enteró de que estábamos reconstruyendo la muralla, ardió en cólera, y lleno de rabia se burlaba de los judíos,

34. diciendo en presencia de sus hermanos y de los magnates de Samaría: "¿Qué es lo que pretenden hacer esos miserables judíos? ¿Se les deberá dejar? ¿Llegarán a ofrecer sacrificios? ¿Acabarán algún día? ¿Harán revivir estas piedras calcinadas de entre los montones de escombros?".

35. Tobías, el amonita, que estaba junto a él, añadió: "Construyan en buena hora; que si un chacal se lanza, derruirá su muralla de piedra".

36. ¡Escucha, oh Dios nuestro, cómo somos despreciados! ¡Haz que su insulto recaiga sobre su cabeza! ¡Entrégales al desprecio en una tierra de esclavitud!

37. ¡No pases por alto su iniquidad, ni su pecado sea borrado de tu presencia, pues han insultado a los constructores!

38. Construimos, pues, la muralla y la reparamos del todo hasta media altura, pues el pueblo se había entregado a la obra con gran empeño.



Livros sugeridos


“Viva feliz. Sirva ao Senhor alegremente e com o espírito despreocupado.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.