1. Después dijo a sus discípulos: "Es inevitable que haya escándalos; pero ¡ay de aquel que los provoca!

2. Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de molino y lo tiraran al mar antes que escandalizar a uno de estos pequeñuelos.

3. Tened cuidado". "Si tu hermano peca, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo.

4. Y si peca contra ti siete veces al día y otras tantas se acerca a ti diciendo: Me arrepiento, perdónalo".

5. Los apóstoles le dijeron: "Acrecienta nuestra fe".

6. Y el Señor dijo: "Si tuvierais una fe tan grande como un grano de mostaza y dijerais a este sicómoro: Arráncate y trasplántate al mar, él os obedecería".

7. "¿Quién de vosotros, que tenga un criado arando o pastoreando, le dice cuando llega del campo: Pronto, ven y siéntate a la mesa?

8. Más bien le dirá: Prepárame de cenar, y ponte a servirme hasta que yo coma y beba. Después comerás y beberás tú.

9. ¿Tendría que estar agradecido al criado porque hizo lo que se le había ordenado?

10. Así también vosotros, cuando hayáis hecho lo que se os haya ordenado, decid: Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer".

11. Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasó por entre Samaría y Galilea.

12. Al entrar en una aldea, salieron diez leprosos a su encuentro, que se detuvieron a distancia

13. y se pusieron a gritar: "Jesús, maestro, ten compasión de nosotros".

14. Al verlos, les dijo: "Id a presentaros a los sacerdotes". Y mientras iban, quedaron limpios.

15. Uno de ellos, al verse curado, volvió alabando a Dios en voz alta

16. y se echó a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era samaritano.

17. Jesús dijo: "¿No han quedado limpios los diez? ¿Dónde están los otros nueve?

18. ¿No hubo quien volviera a dar gracias a Dios, sino este extranjero?".

19. Y le dijo: "Levántate, anda; tu fe te ha salvado".

20. Los fariseos le preguntaron cuándo iba a llegar el reino de Dios. Él respondió: "La llegada del reino de Dios no será espectacular.

21. No se dirá: Está aquí o allí, porque el reino de Dios está dentro de vosotros".

22. Y dijo a sus discípulos: "Tiempo vendrá en que desearéis ver uno de los días del hijo del hombre y no lo veréis.

23. Y os dirán: Miradlo allí, o miradlo aquí. No vayáis, ni corráis.

24. Porque de la misma manera que el relámpago brilla desde un punto a otro del cielo, así será cuando venga el hijo del hombre en su día.

25. Pero antes es preciso que sufra mucho y que sea rechazado por esta generación.

26. Como sucedió en los días de Noé, así será en los días del hijo del hombre.

27. Comían, bebían y se casaban ellos y ellas, hasta que Noé entró en el arca, vino el diluvio y acabó con todos.

28. Lo mismo que sucedió en los días de Lot: Comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;

29. pero el día en que Lot salió de Sodoma llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos.

30. Así sucederá el día en que el hijo del hombre se manifieste.

31. Aquel día, el que esté en la terraza y tenga en la casa sus enseres, que no baje a recogerlos; el que esté en el campo, que no vuelva atrás a buscar nada.

32. Acordaos de la mujer de Lot.

33. El que intente salvar su vida la perderá, y el que la pierda la encontrará.

34. Os digo que en aquella noche dos estarán juntos en una mesa; a uno se lo llevarán, y a otro lo dejarán.

35. Estarán dos mujeres moliendo juntas, a una se la llevarán y a otra la dejarán".

36. Y le preguntaron: "¿Dónde será, Señor?".

37. Él contestó: "Donde esté el cuerpo, allí se reunirán los buitres".



Livros sugeridos


“Se quiser me encontrar, vá visitar Jesus Sacramentado; eu também estou sempre lá.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.