1. El año cuatrocientos ochenta de la salida de los israelitas de Egipto, el cuarto año de reinado de Salomón sobre Israel, en el segundo mes, el mes de ziv, Salomón comenzó a construir el templo del Señor.

2. El templo tenía treinta metros de largo, diez de ancho y quince de alto.

3. El vestíbulo de delante del santuario tenía diez metros de largo a lo ancho del edificio, y cinco de ancho a lo largo del mismo.

4. Hizo al templo ventanas con rejas,

5. y construyó, adosado al muro del templo, un anejo de tres pisos en torno a la nave central y a la cámara sagrada con departamentos.

6. La planta baja tenía dos metros y medio de ancha; el piso del medio, tres, y el tercero, tres y medio; había dispuesto en el muro exterior del templo, todo en derredor, una entalladura, para no tener que empotrar en los muros del edificio.

7. En la construcción del templo se emplearon piedras entalladas en la misma cantera, de suerte que mientras se construía el edificio no se oyó golpe de martillo, de hacha u otro cualquier instrumento de hierro en el templo.

8. La puerta de entrada al departamento interior estaba en el costado derecho del edificio, y por una escalera de caracol se subía al intermedio, y del intermedio, al tercero.

9. Una vez que hubo construido y ultimado el edificio, lo recubrió con artesonado de cedro.

10. Construyó los departamentos que rodeaban el templo, de dos metros y medio de altura, y los trabó al edificio con vigas de cedro.

11. Entonces el Señor dijo a Salomón:

12. "Por este templo que estás construyendo te prometo que, si caminas según mis leyes, pones en práctica mis mandamientos y cumples todos mis preceptos, cumpliré contigo la promesa que hice a tu padre, David.

13. Habitaré en medio de los israelitas y no abandonaré a mi pueblo, Israel".

14. Salomón ultimó la fábrica del templo,

15. recubrió las paredes interiores del edificio con planchas de cedro, desde el pavimento del templo hasta las vigas del techo, revistiendo así de madera todo el interior; y el suelo del templo lo revistió con planchas de ciprés.

16. Recubrió los diez metros de la parte posterior del templo con planchas de cedro, desde el suelo hasta las vigas, y destinó el interior para el lugar santísimo.

17. La nave central que estaba delante del lugar santísimo tenía veinte metros de larga.

18. Todo el interior del edificio era de cedro con bajorrelieves de coloquíntidas y guirnaldas de flores. Todo era cedro. No se veía la piedra.

19. En el fondo del edificio, por dentro, preparó el lugar santísimo, para colocar allí el arca de la alianza del Señor.

20. Tenía diez metros de largo, diez de ancho y diez de alto; lo cubrió de oro puro; hizo un altar de cedro

21. para delante del lugar santísimo, y lo recubrió también de oro puro.

22. Todo el edificio lo revistió de oro de arriba abajo.

23. Puso en el lugar santísimo dos querubines de madera de olivo de cinco metros de altura.

24. Cada una de las dos alas de los querubines medía dos metros y medio, o sea, cinco metros de un extremo a otro.

25. La medida y la forma eran las mismas para ambos querubines.

26. La altura de los querubines era de cinco metros.

27. Colocó los querubines en el centro del lugar santísimo y allí estaban con las alas desplegadas, de modo que un ala de uno tocaba en la pared y un ala del otro tocaba la pared opuesta; las otras dos alas se tocaban una a otra en medio del edificio.

28. También revistió de oro los querubines.

29. Y todos los muros del templo, en derredor, los hizo esculpir con bajorrelieves de querubines, palmas y flores, por dentro y por fuera.

30. El pavimento del templo lo revistió de oro, por dentro y por fuera.

31. Para la entrada del santuario hizo batientes de madera de olivo; el dintel y las jambas formaban un pentágono.

32. Los dos batientes de la puerta eran de madera de olivo, y sobre ellos hizo esculpir entalladuras de querubines, palmas y guirnaldas de flores, recubriéndolas de oro, incluso los querubines y las palmas.

33. Hizo asimismo para la entrada de la nave central puertas de madera de olivo, pero cuadrangulares,

34. y dos batientes de madera de ciprés, cada uno de los cuales tenía dos hojas giratorias,

35. con entalladuras de querubines, palmas y guirnaldas de flores, recubriéndolo de oro exactamente ajustado a las figuras.

36. Y, en fin, construyó el atrio interior con tres hileras de sillares y una de vigas de cedro.

37. El año cuarto, el mes de ziv, se echaron los cimientos del templo del Señor;

38. y el año undécimo, el mes de bul, o sea, el mes octavo, quedó ultimado el edificio en todas sus partes y con todo lo necesario. Se construyó, pues, en siete años.



Livros sugeridos


“Que Jesus o aperte sempre mais ao Seu divino coração. Que Ele o alivie no sofrimento e lhe dê o abraço final no Paraíso.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.