1. Pablo, preso por Cristo Jesús, y el hermano Timoteo, a Filemón, amigo querido y colaborador nuestro;

2. a la hermana Apia, a Arquipo, nuestro compañero de fatigas, y a la Iglesia que se reúne en su casa:

3. os deseamos la gracia y la paz de Dios Padre y de Jesucristo, el Señor.

4. Te tengo siempre presente en mis oraciones y doy gracias a Dios,

5. al oír hablar del amor y de la fe que profesas a Jesús, el Señor, y a todo el pueblo de Dios.

6. Yo pido a Dios que esta fe, que nos es común, se muestre activa y dé a conocer todo el bien que se realiza en nosotros por Cristo.

7. Tu amor me ha colmado de alegría y de consuelo, porque, gracias a ti, hermano, el corazón de los creyentes se ha tranquilizado.

8. Por lo cual, aunque tengo plena libertad en Cristo para ordenarte lo que debes hacer,

9. prefiero apelar a tu amor. Yo, Pablo, viejo ya y ahora, además, preso por Cristo Jesús,

10. te pido un favor para Onésimo, mi hijo querido, al que he engendrado a la fe en mi prisión.

11. En otro tiempo fue inútil para ti, pero ahora es bien útil para ti y para mí.

12. Te lo envío como si te enviara mi propio corazón.

13. Yo querría retenerlo a mi lado, para que me ayudase en tu lugar en mi prisión por el evangelio;

14. pero nada he querido hacer sin tu consentimiento, a fin de que me hagas esta buena obra no a la fuerza, sino de buena gana.

15. Tal vez por esto se separó de ti, para que lo tuvieras para siempre,

16. no ya como esclavo, sino como un hermano querido, que lo es muchísimo para mí, ¡cuánto más debe serlo para ti como persona y como cristiano!

17. Si me tienes por amigo, recíbele a él como me recibirías a mí.

18. Si en algo te ofendió o algo te debe, ponlo a mi cuenta.

19. Yo, Pablo, lo firmo con mi puño y letra; yo pagaré, aunque podría decirte que tú te me debes a mí por entero.

20. Hermano, como cristiano que eres, hazme este favor; dame este consuelo en Cristo.

21. Te he escrito confiado en que me atenderás, sabiendo que tú harás más de lo que te pido.

22. A la vez ve preparándome el hospedaje, pues espero que, gracias a vuestras oraciones, volveré pronto a veros.

23. Te saluda Epafras, mi compañero de prisión por Cristo Jesús;

24. Marcos, Aristarco, Dimas y Lucas, mis colaboradores.

25. La gracia de Jesucristo, el Señor, esté con vosotros.



Livros sugeridos


“O demônio é forte com quem o teme, mas é fraco com quem o despreza.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.