1. Habló Yahveh a Moisés y le dijo:

2. «Da esta orden a los israelitas: Cuando entréis en el país de Canaán, éste será el territorio que os caerá en herencia: el país de Canaán con todas sus fronteras.

3. Por el sur, os pertenecerá desde el desierto de Sin, siguiendo el límite de Edom. Vuestra frontera meridional empezará por el oriente en la extremidad del mar de la Sal.

4. Torcerá vuestra frontera por el sur hacia la subida de los Escorpiones, pasará por Sin y terminará por el sur en Cadés Barnea. Luego irá hacia Jasar Addar y pasará por Asmón.

5. Torcerá la frontera de Asmón hacia el Torrente de Egipto y acabará en el Mar.

6. Vuestra frontera occidental será el mar Grande. Esta frontera será vuestro límite al oeste.

7. Vuestra frontera por el norte será la siguiente: Desde el mar Grande trazaréis el límite hasta Hor de la Montaña.

8. De Hor de la Montaña, trazaréis el límite hasta la Entrada de Jamat, y vendrá a salir la frontera a Sedad.

9. Seguirá luego la frontera hacia Zifrón y terminará en Jasar Enán. Esa será vuestra frontera septentrional.

10. Luego trazaréis vuestra frontera oriental desde Jasar Enán hasta Sefam.

11. La frontera bajará de Sefam hacia Arbel, al oriente de Ayín. Seguirá bajando la frontera, y, tocando la orilla del mar de Kinnéret por el oriente,

12. bajará al Jordán y vendrá a dar en el mar de la Sal. Esa será vuestra tierra con las fronteras que la circunscriben.»

13. Moisés dio esta orden a los israelitas: «Este es el país que habéis de repartir a suertes, el que Yahveh mandó dar a las nueve tribus y a la mitad de la otra,

14. pues la tribu de los hijos de Rubén con sus distintas casas paternas y la tribu de los hijos de Gad con sus distintas casas paternas, han recibido ya su herencia; y la media tribu de Manasés ha recibido también su herencia.

15. Las dos tribus y la otra media tribu han recibido ya su herencia más allá del Jordán, a oriente de Jericó, hacia la salida del sol.»

16. Habló Yahveh a Moisés y le dijo:

17. «Estos son los nombres de los que os han de repartir la tierra: el sacerdote Eleazar y Josué, hijo de Nun.

18. Elegiréis también un principal de cada tribu, para que repartan la tierra.

19. Estos son sus nombres: por la tribu de Judá, Caleb, hijo de Yefunné;

20. por la tribu de los hijos de Simeón, Semuel, hijo de Ammihud;

21. por la tribu de Benjamín, Elidad, hijo de Kislón;

22. por la tribu de los hijos de Dan, el principal Buquí, hijo de Yoglí;

23. por los hijos de José: por la tribu de los hijos de Manasés, el principal Janniel, hijo de Efod;

24. y por la tribu de los hijos de Efraím, el principal Quemuel, hijo de Siftán;

25. por la tribu de los hijos de Zabulón, el principal Elisafán, hijo de Parnak;

26. por la tribu de los hijos de Isacar, el principal Paltiel, hijo de Azzán;

27. por la tribu de los hijos de Aser, el principal Ajihud, hijo de Selomí;

28. por la tribu de los hijos de Neftalí, el principal Pedahel, hijo de Ammihud.»

29. A éstos mandó Yahveh repartir la herencia a los israelitas en el país de Canaán.



Livros sugeridos


“O Senhor sempre orienta e chama; mas não se quer segui-lo e responder-lhe, pois só se vê os próprios interesses. Às vezes, pelo fato de se ouvir sempre a Sua voz, ninguém mais se apercebe dela; mas o Senhor ilumina e chama. São os homens que se colocam na posição de não conseguir mais escutar.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.