1. Por eso yo, Pablo, estoy preso por Cristo Jesús, a causa de ustedes, los de origen pagano.

2. Porque seguramente habrán oído hablar de la gracia de Dios, que me ha sido dispensada en beneficio de ustedes.

3. Fue por medio de una revelación como se me dio a conocer este misterio, tal como acabo de exponérselo en pocas palabras.

4. Al leerlas, se darán cuenta de la comprensión que tengo del misterio de Cristo,

5. que no fue manifestado a las generaciones pasadas, pero que ahora ha sido revelado por medio del Espíritu a sus santos apóstoles y profetas.

6. Este misterio consiste en que también los paganos participan de una misma herencia, son miembros de un mismo Cuerpo y beneficiarios de la misma promesa en Cristo Jesús, por medio del Evangelio.

7. De este Evangelio, yo fui constituido ministro por el don de la gracia que recibí de Dios, en virtud de la eficacia de su poder.

8. Yo, el menor de todos los santos, he recibido la gracia de anunciar a los paganos la insondable riqueza de Cristo

9. y de hacer brillar a los ojos de todos la dispensación del misterio que estaba oculto desde siempre en Dios, el creador de todas las cosas,

10. para que los Principados y las Potestades celestiales conozcan la infinita variedad de la sabiduría de Dios por medio de la Iglesia.

11. Este es el designio que Dios concibió desde toda la eternidad en Cristo Jesús, nuestro Señor,

12. por quien nos atrevemos a acercarnos a Dios con toda confianza, mediante la fe en él.

13. Les pido, por lo tanto, que no se desanimen a causa de las tribulaciones que padezco por ustedes: ¡ellas son su gloria!

14. Por eso doblo mis rodillas delante del Padre,

15. de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra.

16. Que él se digne fortificarlos por medio de su Espíritu, conforme a la riqueza de su gloria, para que crezca en ustedes el hombre interior.

17. Que Cristo habite en sus corazones por la fe, y sean arraigados y edificados en el amor.

18. Así podrán comprender, con todos los santos, cuál es la anchura y la longitud, la altura y la profundidad,

19. en una palabra, ustedes podrán conocer el amor de Cristo, que supera todo conocimiento, para ser colmados por la plenitud de Dios.

20. ¡A aquel que es capaz de hacer infinitamente más de lo que podemos pedir o pensar, por el poder que obra en nosotros,

21. a él sea la gloria en la Iglesia y en Cristo Jesús, por todas las generaciones y para siempre! Amén.



Livros sugeridos


“Seja perseverante nas orações e nas santas leituras.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.