1. El egoísta no busca sino lo suyo; se irrita ante cualquier consejo.

2. Al tonto no le gusta reflexionar sino dar a conocer sus opiniones.

3. La maldad atrae el desprecio, un comportamiento vergonzoso atrae las críticas.

4. La palabra humana es un agua profunda, un manantial surgente, una fuente de vida.

5. No está bien eximir de culpa al malvado y condenar al que está en su derecho.

6. Las reflexiones del tonto provocan las peleas; cuando habla, siembra la confusión.

7. El tonto habla y se perjudica a sí mismo: se prepara una trampa.

8. Las palabras del mendigo son como golosinas; se deslizan suavemente hasta el fondo de las entrañas.

9. El que flojea en su trabajo es hermano del que demuele.

10. El nombre de Yavé es una fortaleza; allí acude el justo y encuentra seguridad.

11. La fortuna del rico es su ciudad fortificada; le parece una fortaleza inconquistable.

12. La arrogancia del hombre viene antes que su ruina, la humildad precede a la gloria.

13. El que responde antes de haber escuchado pasa por un estúpido y queda en ridículo.

14. Lo que mantiene al hombre en su enfermedad es su espíritu; pero ¿cómo levantar a un espíritu deprimido?

15. Un espíritu abierto adquiere conocimientos; el oído del sabio está atento al saber.

16. Un regalo abre las puertas; es la manera de introducirse ante los grandes.

17. Se da razón al primero que habla; aparece su contrario y hay que revisarlo todo.

18. Tirando al cara o sello podrían resolverse muchas querellas, y hasta zanjar pleitos entre los poderosos.

19. Hermanos que se ayudan son como una fortaleza, y los amigos, como los cerrojos de una torre.

20. De todo lo que has dicho te llenarás el estómago; comerás hasta saciarte de lo que ha salido de tus labios.

21. La lengua puede dar vida y muerte; según como la uses, así serán sus frutos.

22. El que encontró una esposa encontró la felicidad; Yavé es quien le otorgó ese favor.

23. El mendigo habla en tono de súplica, y el rico le responde con dureza.

24. Hay amigos que llevan a la ruina, pero otros que son más fieles que un hermano.



Livros sugeridos


“Quando o dia seguinte chegar, ele também será chamado de hoje e, então, você pensará nele. Tenha sempre muita confiança na Divina Providência.” São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.