1. Yavé dijo a Moisés:

2. «Habla a los hijos de Israel; les dirás: Yo soy Yavé, tu Dios.

3. No hagan lo que se hace en la tierra de Egipto, donde ustedes han vivido, ni hagan lo que se hace en la tierra de Canaán, hacia donde los llevo. Ustedes no seguirán sus tradiciones.

4. Son mis decisiones las que seguirán, y mis tradiciones las que guardarán, viviendo de acuerdo a ellas, pues Yo soy Yavé.

5. Guarden mis tradiciones y mis decisiones, pues el que las cumpla vivirá gracias a ellas: ¡yo soy Yavé!

6. Ninguno de ustedes se acercará a una pariente directa para tener relaciones con ella: ¡Yo soy Yavé!

7. No tendrás relaciones con tu padre ni con tu madre. ¡Piensa que es tu madre!: no tendrás relaciones con ella.

8. No tendrás relaciones con la mujer de tu padre. ¡Respeta a tu padre! No tengas relaciones con ella.

9. No tendrás relaciones con tu hermana, hija de tu padre o de tu madre, nacida en casa o fuera de ella.

10. No tendrás relaciones con las hijas de tu hijo o de tu hija, pues son de tu misma sangre.

11. No tendrás relaciones con tu hermana, hija de tu padre aunque de otra madre. Respeta a tu hermana: no tendrás relaciones con ella.

12. No tendrás relaciones con la hermana de tu padre: respeta en ella a tu padre.

13. No tendrás relaciones con la hermana de tu madre: respeta en ella a tu madre.

14. Respeta al hermano de tu padre, y no tengas relaciones con su mujer, pues es tu tía.

15. No tendrás relaciones con la mujer de tu hijo. Respeta a tu propio hijo y no tengas relaciones con ella.

16. No tendrás relaciones con la mujer de tu hermano: respeta a tu hermano.

17. No tendrás relaciones con una mujer y su hija, y tampoco tomarás a su nieta, pues te respetarás a ti mismo.

18. Teniendo ya mujer, no tomarás a su hermana para ponerla celosa, teniendo relaciones con su hermana mientras viva ella..

19. No tendrás relaciones con una mujer durante el período de sus reglas.

20. No te acostarás con la mujer de tu prójimo, pues es una maldad.

21. No entregarás a tu hijo, quemándolo según el rito de Moloc, pues sería deshonrar el nombre de tu Dios. ¡Yo soy Yavé!

22. No te acostarás con un hombre como se hace con una mujer: esto es una cosa abominable.

23. No te acostarás con un animal: la mancha te quedaría. Tampoco la mujer se dejará cubrir por un animal: esto es una cosa abominable.

24. No se manchen haciendo estas cosas, pues así es como se han manchado las naciones que yo desalojé ante ustedes.

25. El país estaba manchado, por lo que yo intervine; y la tierra echó fuera a sus habitantes.

26. Ustedes guarden mis leyes y mis normas y no cometan ninguna de estas abominaciones ni tampoco los forasteros que vivan entre ustedes.

27. No cometan estos mismos pecados para que la tierra no los arroje fuera,

28. del mismo modo que vomitó a las naciones anteriores a ustedes que cometieron todos estos pecados.

29. Cualquiera que cometa estas abominaciones, -todas esas personas serán eliminadas de su pueblo.

30. Observen, pues, mis normas, y no practiquen ninguna de las costumbres horribles que se practicaron antes de ustedes; no se manchen con ellas, pues Yo soy Yavé, Dios de ustedes.»



Livros sugeridos


“Imitemos o coração de Jesus, especialmente na dor, e assim nos conformaremos cada vez mais e mais com este coração divino para que, um dia, lá em cima no Céu, também nós possamos glorificar o Pai celeste ao lado daquele que tanto sofreu”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.