1. Job tomó la palabra y dijo:

2. «¡Todos deben pensar como ustedes y con ustedes morirá la sabiduría!

3. Pero yo no tengo menos experiencia: ¿quién no sabe todo lo que han dicho?

4. Pero he pasado a ser objeto de risa para mi amigo, yo que clamo a Dios y no me responde. ¡Motivo de risa es el hombre intachable!

5. «Desprecio al desdichado», así juzga el satisfecho; «un golpe más a quien vacila».

6. Los salteadores viven tranquilos en sus casas, pueden provocar a Dios con toda seguridad, se lo han echado al bolsillo.

7. ¿Quieres preguntárselo a las bestias? te instruirán. Pregúntaselo a las aves del cielo, te lo dirán.

8. Los que se arrastran por el suelo te lo enseñarán. y los peces del mar te darán los detalles.

9. ¿Quién no sabe entre las criaturas que todo esto lo hizo la mano de Dios?

10. El, que tiene en su mano el soplo de todo viviente y el espíritu de todo ser humano.

11. Al oyente le corresponde criticar, igual que al paladar saborear lo que come.

12. ¿No se halla entre ancianos la sabiduría y la inteligencia donde hay muchos años?

13. En él están la sabiduría y el poder, a él pertenecen el consejo y la inteligencia.

14. Si él destruye, nadie puede reconstruir; el prisionero que él tiene no será liberado.

15. Si retiene las aguas, viene la sequía;

15. si las deja correr, inundan la tierra.

16. Son suyas la fuerza y la prudencia, él sab quien se equivoca y quién lo hace errar.

17. A los ministros los hace andar descalzos, y vuelve locos a los gobernantes.

18. El desabrocha el cinturón de los reyes,y pone en sus cderas el taparrabo del cautivo.

19. Hace andar descalzos a los sacerdotes y derriba a los poderosos.

20. Deja callados a los consejeros probados y priva del recto juicio a los ancianos.

21. Extiende el desprecio sobre los nobles y a los fuertes se les caen sus armas.

22. Saca de la oscuridad lo que estaba oculto y saca a la luz lo que estaba en la sombra.

23. Engrandece a las naciones o las destruye, ensancha a los pueblos o los suprime,

24. desanima a los jefes del país, y los hace vagar por desiertos sin caminos;

25. caminan a tientas en tinieblas y se tambalean como un ebrio.



Livros sugeridos


“Dirás tu o mais belo dos credos quando houver noite em redor de ti, na hora do sacrifício, na dor, no supremo esforço duma vontade inquebrantável para o bem. Este credo é como um relâmpago que rasga a escuridão de teu espírito e no seu brilho te eleva a Deus”. São Padre Pio de Pietrelcina

Newsletter

Receba as novidades, artigos e noticias deste portal.