4. Pero Yahveh desencadenó un gran viento sobre el mar, y hubo en el mar una borrasca tan violenta que el barco amenazaba romperse.





“O trabalho é tão sagrado como a oração”. São Padre Pio de Pietrelcina