22. Entonces los bendijo, diciendo: "Sean fecundos y multiplíquense; llenen las aguas de los mares y que las aves se multipliquen sobre la tierra".





“O bem dura eternamente.” São Padre Pio de Pietrelcina