Znaleziono 490 Wyniki dla: padres

  • Otorga fidelidad a Jacob amor a Abraham, como juraste a nuestros padres, desde los días de antaño. (Miqueas 7, 20)

  • «Yahveh se ha irritado mucho contra vuestros padres.» (Zacarías 1, 2)

  • No seáis como vuestros padres, a quienes los antiguos profetas gritaban así: "¡Volveos de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras!" Pero ellos no escucharon ni me hicieron caso - oráculo de Yahveh -. (Zacarías 1, 4)

  • Vuestros padres ¿dónde están? Y los profetas ¿van a vivir por siempre? (Zacarías 1, 5)

  • Sin embargo, mis palabras y preceptos que yo había prescrito a mis siervos los profetas ¿no alcanzaron a vuestros padres? Por eso se volvieron ellos y dijeron: "Como Yahveh Sebaot había decidido tratarnos, según nuestros caminos y nuestras obras, así nos ha tratado".» (Zacarías 1, 6)

  • Pues así dice Yahveh Sebaot: Como yo había decidido haceros mal, cuando me irritaron vuestros padres - dice Yahveh Sebaot - y no me arrepentí de ello, (Zacarías 8, 14)

  • ¿No tenemos todos nosotros un mismo Padre? ¿No nos ha creado el mismo Dios? ¿Por qué nos traicionamos los unos a los otros, profanando la alianza de nuestros padres? (Malaquías 2, 10)

  • Desde los días de vuestros padres venís apartándoos de mis preceptos y no los observáis. Volveos a mí y yo me volveré a vosotros, dice Yahveh Sebaot. - Decís: ¿En qué hemos de volver? - (Malaquías 3, 7)

  • El hará volver el corazón de los padres a los hijos, y el corazón de los hijos a los padres; no sea que venga yo a herir la tierra de anatema. (Malaquías 3, 24)

  • «Entregará a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarán hijos contra padres y los matarán. (Mateo 10, 21)

  • y decís: "Si nosotros hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no habríamos tenido parte con ellos en la sangre de los profetas!" (Mateo 23, 30)

  • ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres! (Mateo 23, 32)


“A sua função é tirar e transportar as pedras, e arrancar os espinhos. Jesus é quem semeia, planta, cultiva e rega. Mas seu trabalho também é obra de Jesus. Sem Ele você nada pode fazer.” São Padre Pio de Pietrelcina