14. Igualmente, todos los jefes de los sacerdotes y del pueblo multiplicaron las infidelidades, siguiendo las prácticas abominables de las naciones y profanando el templo que el Señor se había consagrado en Jerusalén.




Livraria Católica

Conheça esses e outros livros em nossa livraria.



“Diante de Deus ajoelhe-se sempre.” São Padre Pio de Pietrelcina