53. Simón, viendo que Juan, su hijo, era ya un hombre, lo nombró capitán de todo el ejército, con residencia en Guézer.




Visite nossa livraria



“Deus nunca me recusou um pedido”. São Padre Pio de Pietrelcina