27. Daniel entonces tomó pez, grasa y pelos y lo coció todo junto; hizo luego unas bolas y las echó en la boca del dragón, el cual, en cuanto las tragó, reventó. Y Daniel dijo: "Eso es lo que adoráis".




Livraria Católica

Conheça esses e outros livros em nossa livraria.



“Pense na felicidade que está reservada para nós no Paraíso”. São Padre Pio de Pietrelcina