23. ¡Que su mesa ante ellos se convierta en un lazo, y su abundancia en una trampa;




O maldito “eu” o mantém apegado à Terra e o impede de voar para Jesus. São Padre Pio de Pietrelcina