34. Entonces pagará la tierra sus sábados, durante todos los días que esté desolada mientras vosotros estéis en el país de vuestros enemigos; entonces sí que descansará la tierra y pagará sus sábados.




Visite nossa livraria



“A oração é a efusão de nosso coração no de Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina