31. Vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que todo estaba muy bien. Hubo tarde y mañana: día sexto.





“Nas tribulações é necessário ter fé em Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina