19. Los montes y los cimientos de la tierra tiemblan por igual cuando él los mira.




“Rezai e continuai a rezar para não ficardes entorpecidos”. São Padre Pio de Pietrelcina