9. su oblación de flor de harina amasada con aceite, será: tres décimas por el novillo, dos décimas por el carnero,




“De que vale perder-se em vãos temores?” São Padre Pio de Pietrelcina