23. Ehúd salió por el pórtico; había cerrado tras de sí las puertas de la galería y echado el cerrojo.





“Apóie-se, como faz Nossa Senhora, à cruz de Jesus e nunca lhe faltará conforto”. São Padre Pio de Pietrelcina