32. El pasaje de la Escritura que iba leyendo era éste: «Fue llevado como una oveja al matadero; y como cordero, mudo delante del que lo trasquila, así él no abre la boca.




“A mansidão reprime a ira.” São Padre Pio de Pietrelcina