Fondare 6492 Risultati per: del

  • Las aguas siguieron menguando paulatinamente hasta el mes décimo, y el día primero del décimo mes asomaron las cumbres de los montes. (Génesis 8, 5)




  • Aún esperó otros siete días y volvió a soltar la paloma fuera del arca. (Génesis 8, 10)

  • El año 601 de la vida de Noé, el día primero del primer mes, se secaron las aguas de encima de la tierra. Noé retiró la cubierta del arca, miró y he aquí que estaba seca la superficie del suelo. (Génesis 8, 13)

  • En el segundo mes, el día veintisiete del mes, quedó seca la tierra. (Génesis 8, 14)

  • «Sal del arca tú, y contigo tu mujer, tus hijos y las mujeres de tus hijos. (Génesis 8, 16)

  • Todos los animales, todos los ganados, todas las aves y todas las sierpes que reptan sobre la tierra salieron por familias del arca. (Génesis 8, 19)

  • Al aspirar Yahveh el calmante aroma, dijo en su corazón: «Nunca más volveré al maldecir el suelo por causa del hombre, porque las trazas del corazón humano son malas desde su niñez, ni volveré a herir a todo ser viviente como lo he hecho. (Génesis 8, 21)




  • Infundiréis temor y miedo a todos los animales de la tierra, y a todas las aves del cielo, y a todo lo que repta por el suelo, y a todos los peces del mar; quedan a vuestra disposición. (Génesis 9, 2)

  • y con toda alma viviente que os acompaña: las aves, los ganados y todas las alimañas que hay con vosotros, con todo lo que ha salido del arca, todos los animales de la tierra. (Génesis 9, 10)

  • Establezco mi alianza con vosotros, y no volverá nunca más a ser aniquilada toda carne por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra.» (Génesis 9, 11)

  • Los hijos de Noé que salieron del arca eran Sem, Cam y Jafet. Cam es el padre de Canaán. (Génesis 9, 18)

  • Bebió del vino, se embriagó, y quedó desnudo en medio de su tienda. (Génesis 9, 21)




“O Senhor se comunica conosco à medida que nos libertamos do nosso apego aos sentidos, que sacrificamos nossa vontade própria e que edificamos nossa vida na humildade.” São Padre Pio de Pietrelcina