6. Dijo Dios: «Haya una bóveda en medio de las aguas, para que separe unas aguas de las otras.»





“As almas! As almas! Se alguém soubesse o preço que custam”. São Padre Pio de Pietrelcina