Talált 733 Eredmények: ojos

  • El les hacía esta advertencia: «Abrid los ojos y guardaos de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes.» (Marcos 8, 15)

  • ¿Teniendo ojos no véis y teniendo oídos no oís? ¿No os acordáis de (Marcos 8, 18)

  • Tomando al ciego de la mano, le sacó fuera del pueblo, y habiéndole puesto saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntaba: «¿Ves algo?» (Marcos 8, 23)

  • Después, le volvió a poner las manos en los ojos y comenzó a ver perfectamente y quedó curado, de suerte que veía de lejos claramente todas las cosas. (Marcos 8, 25)

  • Y si tu ojo te es ocasión de pecado, sácatelo. Más vale que entres con un solo ojo en el Reino de Dios que, con los dos ojos, ser arrojado a la gehenna, (Marcos 9, 47)

  • fue el Señor quien hizo esto y es maravilloso a nuestros ojos?» (Marcos 12, 11)

  • Volvió otra vez y los encontró dormidos, pues sus ojos estaban cargados; ellos no sabían qué contestarle. (Marcos 14, 40)

  • Y levantando los ojos ven que la piedra estaba ya retirada; y eso que era muy grande. (Marcos 16, 4)

  • porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, (Lucas 1, 48)

  • porque han visto mis ojos tu salvación, (Lucas 2, 30)

  • Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. (Lucas 4, 20)

  • Y él, alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: «Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. (Lucas 6, 20)


“Nas tribulações é necessário ter fé em Deus.” São Padre Pio de Pietrelcina