Tal√°lt 281 Eredm√©nyek: ŅAcaso

  • ¬ŅAcaso proced√≠ mal al anunciarles gratuitamente la Buena Noticia de Dios, humill√°ndome a m√≠ mismo para elevarlos a ustedes? (II Corintios 11, 7)

  • ¬ŅSer√° acaso porque no los amo? Dios lo sabe. (II Corintios 11, 11)

  • ¬ŅAcaso obtuve de ustedes alg√ļn provecho por intermedio de mis enviados? (II Corintios 12, 17)

  • Le rogu√© a Tito que fuera, y envi√© con √©l al hermano que ustedes conocen. ¬ŅAcaso Tito los ha explotado? ¬ŅNo hemos actuado con las mismas intenciones y de la misma manera? (II Corintios 12, 18)

  • ¬ŅAcaso yo busco la aprobaci√≥n de los hombres o la de Dios? ¬ŅPiensan que quiero congraciarme con los hombres? Si quisiera quedar bien con los hombres, no ser√≠a servidor de Cristo. (G√°latas 1, 10)

  • ¬ŅAcaso dijo Dios alguna vez a un √°ngel: T√ļ eres mi Hijo, yo te he engendrado hoy? ¬ŅY de qu√© √°ngel dijo: Yo ser√© un padre para √©l y √©l ser√° para m√≠ un hijo? (Hebreos 1, 5)

  • ¬ŅAcaso no son todos ellos esp√≠ritus al servicio de Dios, enviados en ayuda de los que van a heredar la salvaci√≥n? (Hebreos 1, 14)

  • ¬Ņno est√°n haciendo acaso distinciones entre ustedes y actuando como jueces malintencionados? (Santiago 2, 4)

  • Escuchen, hermanos muy queridos: ¬ŅAcaso Dios no ha elegido a los pobres de este mundo para enriquecerlos en la fe y hacerlos herederos del Reino que ha prometido a los que lo aman? (Santiago 2, 5)

  • Y sin embargo, ¬°ustedes desprecian al pobre! ¬ŅNo son acaso los ricos los que los oprimen a ustedes y los hacen comparecer ante los tribunales? (Santiago 2, 6)

  • ¬ŅDe qu√© le sirve a uno, hermanos m√≠os, decir que tiene fe, si no tiene obras? ¬ŅAcaso esa fe puede salvarlo? (Santiago 2, 14)

  • ¬ŅAcaso nuestro padre Abraham no fue justificado por las obras, cuando ofreci√≥ a su hijo Isaac sobre el altar? (Santiago 2, 21)


‚ÄúUm filho espiritual perguntou a Padre Pio: Como posso recuperar o tempo perdido? Padre Pio respondeu-lhe ‚ÄúMultiplique suas boas obras!‚ÄĚ S√£o Padre Pio de Pietrelcina