Tal√°lt 281 Eredm√©nyek: ŅAcaso

  • ¬ŅAcaso ustedes ignoran, hermanos -hablo a gente que entiende de leyes- que el hombre est√° sujeto a la ley √ļnicamente mientras vive? (Romanos 7, 1)

  • Porque solamente en esperanza estamos salvados. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera m√°s: ¬Ņacaso se puede esperar lo que se ve? (Romanos 8, 24)

  • ¬ŅQui√©n se atrever√° a condenarlos? ¬ŅSer√° acaso Jesucristo, el que muri√≥, m√°s a√ļn, el que resucit√≥, y est√° a la derecha de Dios e intercede por nosotros? (Romanos 8, 34)

  • T√ļ me podr√°s objetar: Entonces, ¬Ņqu√© puede reprocharnos Dios? ¬ŅAcaso alguien puede resistir a su voluntad? (Romanos 9, 19)

  • Yo me pregunto: ¬ŅAcaso no la han o√≠do? S√≠, por supuesto: Por toda la tierra se extiende su voz y sus palabras llegan hasta los confines del mundo. (Romanos 10, 18)

  • Dios no ha rechazado a su Pueblo, al que eligi√≥ de antemano. ¬ŅUstedes no saben acaso lo que dice la Escritura en la historia de El√≠as? √Čl se quej√≥ de Israel delante de Dios, diciendo: (Romanos 11, 2)

  • ¬ŅAcaso Cristo est√° dividido? ¬ŅO es que Pablo fue crucificado por ustedes? ¬ŅO ser√° que ustedes fueron bautizados en el nombre de Pablo? (I Corintios 1, 13)

  • ¬ŅD√≥nde est√° el sabio? ¬ŅD√≥nde el hombre culto? ¬ŅD√≥nde el razonador sutil de este mundo? ¬ŅAcaso Dios no ha demostrado que la sabidur√≠a del mundo es una necedad? (I Corintios 1, 20)

  • ya que siguen siendo carnales. Los celos y discordias que hay entre ustedes, ¬Ņno prueban acaso, que todav√≠a son carnales y se comportan de una manera puramente humana? (I Corintios 3, 3)

  • Cuando uno dice: ¬ęYo soy de Pablo¬Ľ, y el otro: ¬ęYo de Apolo¬Ľ, ¬Ņacaso no est√°n procediendo como lo har√≠a cualquier hombre? (I Corintios 3, 4)

  • Ya est√° mal que haya litigios entre ustedes: ¬Ņacaso no es preferible sufrir la injusticia o ser despojado? (I Corintios 6, 7)

  • ¬ŅNo saben acaso que sus cuerpos son miembros de Cristo? ¬ŅC√≥mo voy a tomar los miembros de Cristo para convertirlos en miembros de una prostituta? De ninguna manera. (I Corintios 6, 15)


‚ÄúSejam como pequenas abelhas espirituais, que levam para sua colm√©ia apenas mel e cera. Que, por meio de sua conversa, sua casa seja repleta de docilidade, paz, conc√≥rdia, humildade e piedade!‚ÄĚ S√£o Padre Pio de Pietrelcina